Tasa Tobin

tobin
Jean Tobin

Hacía ya algunos años que teníamos aparcada la mal llamada Tasa Tobin, la última vez fue allá por 2012 tras una entrevista en Diario Financiero de Chile y un artículo para Expansión; sin embargo esta semana se ha vuelto a hablar de ella.

Os dejo la entrevista que me realizaron el jueves en “Això és IB3” sobre este nuevo impuesto:

La mayor parte se desarrolla en mallorquín, así que puede haber gente que no lo entienda, así que aprovecho para transcribir un artículo de opinión que publicó el viernes “El Económico” en el que también la analizo:

Este martes, tras la reunión del “Ecofin” (Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea), nuestro representante, Luis de Guindos habló sobre un avance en la imposición de la Tasa Tobin, calculando cerrar todos los flecos pendientes en junio; aunque su homólogo alemán, Wolgang Schauble, comentó que hasta 2016 es difícil su implementación.

En primer lugar habría que definir correctamente esta tasa, realmente se trata de un “Impuesto a las Transacciones Financieras” (ITF) que tal como se plantea es muy diferente a una Tasa Tobin, que tal como reconoció su promotor, el premio nobel James Tobin, se trataba de un estudio teórico a la vez de utópico que utilizaron muchos movimientos antiglobalización de los que el economista intentó desvincularse hasta su muerte en 2002.

Al contrario de, como veremos a continuación, lo que pretende el ITF, la Tasa Tobin incorporaba un gravamen del 0,50% a las operaciones de compra-venta de divisas, en una coyuntura económica nueva en la que se había eliminado el Patrón Oro y cuando se temía una avalancha especulativa que provocara incertidumbres económicas, como dicho sea de paso ha ocurrido puntualmente (véase la crisis de la libra que muchos achacan a un único especulador, George Soros); además la recudación se debía repartir entre los países del tercer mundo.

El ITP, además de no hablar de donaciones, lo que pretende gravar es la operativa en acciones y en derivados de las mismas; no por el hecho de frenar la especulación en bolsa, sino por un simple incremento de la recaudación, de hecho el único país que ahora la tiene implementada es Francia y no grava la operativa intradiaria.

De este posible futuro impuesto  hay voces en contra que utilizan el mismo argumento por el que Tobin renegaba de su tasa: basta que un país no la implemente para que fracase, y hay que tener en cuenta, que ni siquiera lo harían todos los países de la zona euro. Desde luego, a nadie le gusta pagar impuestos, por lo tanto parece fácil que los inversores recurran a mercados en los que no tengan que hacerlo, incluso las empresas pueden buscar cotizar en países en los que el ITF no exista.

Datos:

  • 0,20%  Francia aplica un 0,20% de impuesto a la compra de acciones de gran capitalización bursátil.
  • 1972 El estudio sobre la Tasa a la operativa en divisa de James Tobin se publicó en 1972.
  • 44,29%  el volúmen de contratación en la bolsa francesa bajó un 44,29% en agosto de 2012 (con ITF) respecto a agosto de 2011 (sin ITF).