Blog

deflación

30
Ene

¿Es buena la bajada del petróleo?

grafico

Artículo publicado día 29 de enero en “El Económico”:

Uno de los protagonistas de 2016 está volviendo a ser el petróleo con la reactivación en el desplome de sus precios, lo que, curiosamente, ha hecho saltar las alarmas de los más agoreros (o de los más interesados) con el argumento de que son muy negativas para la economía. (más…)

12
Dic

Análisis de las últimas medidas del BCE

ScreenShot005

Artículo publicado en “El Económico” día 11 de diciembre de 2015

El jueves pasado, el Banco Central Europeo (BCE) celebró su reunión de diciembre. El objetivo de esta institución es tomar medidas monetarias en función a los datos macroeconómicos con el fin de salvaguardar su principal cometido que es la “estabilidad de precios entorno al 2%“. (más…)

29
Mar

¿Es buena la caída del petróleo?

ScreenShot004

Artículo publicado día 29 de marzo de 2015 en “El Económico”:

Hablábamos a finales de 2014 que había algunas opiniones entre economistas y analistas que auguraban malos presagios ante una coyuntura de precios del petróleo bajos.

Hay que recordar que uno de los principales riesgos con los que se encuentra esta incipiente recuperación en toda la Zona Euro, y particularmente en España es la deflación, es decir la bajada continuada de precios que provoca un estancamiento debido a que la población retrasa sus decisiones de compra pensando que podrá consumir posteriormente más barato.

Precisamente la semana pasada la agencia de estadísiticas europea Eurostat publicó que los precios en la Zona Euro habían bajado en febrero (de forma más suave que en enero), en su mayor parte debido, justamente, al coste de los carburantes (la inflación subyacente que elimina este componente subió) lo que en sí no es una mala noticia, basando esta afirmación en tres factores:

El primero sería que es complicado posponer decisiones de consumo de energía y carburantes, hay alguna excepción como los viajes de placer… pero no lo son otros que seguramente pesan más en la economía como transporte habitual de personas y mercancías, bienestar en el hogar y en el puesto de trabajo…

El segundo se fundamenta en que el petróleo se comercializa en dólares, moneda que actualmente se está revalorizando fuertemente respecto al euro; si uniéramos la apreciación del dólar con la del petróleo nos encontraríamos con un escenario de aumento de costes de combustibles demasiado fuertes para lo que podemos soportar. De hecho, históricamente el mercado compensa la evolución de uno con la del otro, y se puede apreciar una correlación inversa en muchos momentos anteriores.

Por último, el tercero va muy ligado al anterior y a la política monetaria del BCE que ha provocado la caída del euro con el fin de potenciar las exportaciones desde la Unión hacia afuera, es decir abaratar nuestros productos y servicios a otras zonas monetarias. Sin duda la caída del petróleo también colabora en ello ya que los costes de transporte se reducen. Para regiones como la nuestra, tan dependientes del turismo esto cobra especial importancia.

Datos:

  • 7,9%  cayeron los precios energéticos desde febrero de 2014, según Eurostat
  • 0,50% subió la inflación subyacente en febrero de forma mensual (+0,70% interanual)  
  • 9,8% ha caído en 2015 (hasta 24 de marzo) el euro respecto al dólar.
26
Feb

Sube la deuda y bajan los precios

grafico

Artículo publicado en “El Económico” día 20 de febrero:

En los últimos días hemos conocido dos datos macroeconómicos en España, que no por ser poco sorprendentes dejan de ser relevantes:

El primero fue el viernes pasado día en que el INE (Instituto Nacional de Estadística) publicó que los precios en España caían con fuerza en enero, primera vez que el primer mes del año se registra un descenso, confirmando la temida deflación, aunque con una salvedad importante: tomando como referencia la “inflación subyacente”, es decir aquella que no tiene en cuenta los alimentos frescos y la energía, productos que se entienden como muy volátiles, los precios suben.

La explicación es simple: el deslplome de los precios del petróleo han lastrado la cesta de la compra, de hecho, valga el ejemplo los precios del transporte que han caído un 7,70%.

La deflación es una situación muy negativa para la economía, ya que frena todo crecimiento, debido principalmente a que provoca una ralentización del consumo: las personas y empresas dejan de comprar, por una parte porque ganan menos, y por otra porque esperan a que los precios sigan bajando; sin embargo en un entorno deflación provocada sobre todo por el petróleo no se sufre un impacto tan dura ya que, en primer lugar, las bajadas del precio del oro negro que se puedan dar a partir de ahora  serían más suaves , y en segundo porque no se pueden posponer compras de bienes de primera necesidad.

Otro colectivo afectado por la deflación es el de los endeudados, debido a que tienen ingresos decrecientes  mientras que sus deudas se mantienen; en el lado opuesto están los ahorradores ya que en el futuro tendrán más poder adquisitivo.

La otra noticia, la conocimos el martes gracias al Banco de España que publicó los niveles de deuda pública española, que bate todos los records históricos, superando ya el billón de euros y acercándonos al 100% de deuda sobre el PIB, o dicho de otra forma: España casi tiene más deuda que producción.

Sin duda es el factor más preocupante de la economía española y hace pensar que toda la recuperación que estamos viviendo se sustenta en endeudamiento, lo que si no se canaliza bien y se pone remedio puede acabar estallando.

  • 1.033.958 millones de euros tienen de deuda las administraciones públicas españolas  
  • -1,30%  han bajado los precios desde enero de 2014 a enero de 2015
  • 0,20%  han subido los precios si se toma en cuenta la inflación subyacente.
02
Jun

¿Qué es la deflación y por qué es un riesgo?

Últimamente estamos escuchando que hay un nuevo riesgo a nivel económico tanto a nivel de España como de Europa: la deflación.

Este concepto se utiliza para definir los momentos en los que los precios bajan de forma sostenida, es decir una inflación (IPC) negativa.

Evolución de la Inflación
Evolución de la Inflación

A primera vista, puede parecer que si lo que pagamos por los bienes y servicios que compramos es cada vez menor es bueno para la sociedad, y aunque en periodos cortos de tiempo puede serlo (o al menos que no se encarezcan mucho), si se prolonga nos encontramos en una situación que podría ser catastrófica para una economía, y por extensión para sus ciudadanos.

La primera consecuencia es la bajada de beneficios de las empresas debido al descenso de ingresos (venden más barato); y en esto momento empezaría una espiral de decisiones que serían muy perjudiciales: reducir otros gastos (algunos ya lo habrán hecho por efecto deflación, pero no lo suficiente) y el más común sería el de personal vía despidos o bajadas de sueldos, que a parte de las consecuencias sociales generará menos ingresos… es como la “pescadilla que se muerde la cola”.

Pero incluso, hay un coste que nunca podrá reducir (sobre todo si no tiene más beneficios): la deuda, es decir tienen un compromiso de pago futuro que deben hacer frente con unos menores ingresos.

Esto se extrapola a cualquier tipo de persona/empresa o incluso institución pública: en momentos deflacionistas los endeudados son los más perjudicados (por ejemplo el Estado recaudaría menos impuestos pero manteniendo el nivel de deuda).

Todo lo contrario que los ahorradores, que renuncian al consumo actual, para hacerlo en un futuro (que además el precio habrá bajado) y encima pueden obtener una rentabilidad; así pues, se fomentará un menor consumo, y será un problema más para las empresas.

Afortunadamente, el Banco Central Europeo, cuyo objetivo principal es la estabilidad de precios en la EuroZona puede tomar medidas para favorecer el consumo, y por lo tanto la subida de precios: bajadas de tipos de interés, inyecciones de liquidez… así que no parece una amenaza cercana, pero hay que comprender lo que ocurriría.

Artículo en "El Económico"
Artículo en “El Económico”