30
Jul

Vídeo análisis semanal: Bolsas en verano.

Justo antes del parón veraniego, así vemos los mercados:

– Noticias:

  • Datos macro: Muchos datos la última semana de julio, como siempre, algunos positivos y algunos negativos. Para la primera de agosto destaca el desempleo en Estados Unidos. (ver calendario completo).
  • Confianza del inversor minorista: Segundo descenso consecutivo de alcistas, lo que con el S&P en máximos históricos parece una buena noticia. (ver datos completos).

– Índices:

  • Ibex: Consolida el 8.200; su objetivo mínimo este verano debería ser superar los 9.250/75.
  • EuroStoxx: Agosto empieza a las puertas de 3.000; sería interesante que los consiguiera romper.
  • DAX: No solo ha roto los 10.050 sino que también la directriz bajista que tantas veces le ha frenado. Durante el verano sería positivo que no lo perdiera.
  • S&P: Aunque las bolsas europeas estén tan retrasadas, el S&P está consolidando por encima de sus anteriores máximos históricos (2.130)..
  • Nasdaq: Empieza agosto intentando romper máximos de 2015 que además están muy cerca de sus máximos históricos.
  • Nikkei: Está intentando consolidar por encima de 16.400.dax

– Acciones:

  • Dia: Por encima de su señal de entrada y sin peligrar en ningún momento un posible  stop por debajo de 5,22.
  • BME: Sigue por encima de los 26,20 pero sin despegarse del todo (recordar que un buen stop . estaría por debajo de 23,80).
  • Daimler: Es la acción que más se ha despegado de su señal de compra (entorno a los 57); justo ahora está en un nivel de resistencia así que un pull-back no sería descartable. El stop más alejado estaba por debajo del mínimo anual y el que no pudiera por debajo de 55; especialmente si rompe los 62,50- 62,75 se podría subir.
  • Vivendi: Va consolidando el nivel 19,90-17,30; pero sin acercarse a su posible stop de 16,55.

– Otros activos:

  • Euro/Dólar: Repunte del euro esta semana pero dentro del canal 1,05-1,15. No es previsible grandes noticias al respecto este verano. A partir de septiembre con nuevas reuniones de los bancos centrales podríamos ver fuertes movimientos, previsiblemente a la baja para el euro.