13
Feb

Cisnes negros

19ago2015---cisnes-negros-nadam-em-lago-do-zoologico-de-huaian-na-provincia-de-jiangsu-no-leste-da-china-1439983206540_956x500

Artículo publicado día 12 de febrero en “El Económico”.

Hemos hablado en esta sección de que la caída del petróleo no es negativa para la economía debido a que los precios están cayendo por exceso de oferta, el impacto sobre la inflación  es relativo y ya se ha producido y porque incrementa la renta de las familias y los beneficios de la inmensa mayoría de empresas. También lo hemos hecho de China, cuya ralentización está descontada, y las previsiones se mantienen y cumplen desde hace años. De Grecia, poco más que decir que no sea que aunque se produzca su salida del euro no debe tener impacto económico sobre el resto de economías ya que su deuda, que seguramente se impagaría pertenece a organismos supranacionales (FMI, Unión Europeo y Banco Central Europeo).

A esto recientemente se ha unido la salud del sistema financiero que vuelve a estar en entredicho, algo que no se puede considerar una sorpresa. Analizando los resultados de la banca vemos muchos puntos de unión: los bajos márgenes por los tipos de interés tan bajos mientras que la morosidad sigue siendo alta (a lo que habría que añadir refinanciaciones y daciones en pago). No hay que olvidar la pérdida de confianza por parte de sus clientes y los causas pendientes con la justicia por casos todavía pendientes: manipulación del euribor, cláusulas suelo…

Sin embargo el Banco Central Europeo no parece dispuesto a que la economía se estanque, haya deflación y que la salud del sistema financiero vuelva a peligrar (es discutible el orden de las causas) tomando medidas extraordinarias como el Quantitative Easing (compran deuda a los bancos para darles liquidez).

Todo unido está produciendo una burbuja de deuda terrible, no solo de los bancos europeos sino también de las administraciones públicas, que además en muchos casos se une la utilización de derivados.

grafico

Eso sí, hay una buena noticia: a pesar de los titulares catastrofistas no tiene sentido que ocurra en un escenario de crecimiento económico y tipos de interés bajos e incluso negativos, por lo tanto podemos ver todavía épocas de bonanza, posiblemente artificial que debería ser aprovechada para evitar, o al menos mitigar lo que pueda llegar en unos años.

  • 60.000  El BCE inyecta a la banca, vía compra de activos de deuda, 60.000 millones de euros mensuales.
  • 4.600  Deutsche Bank, una de las entidades que se ponen ahora en entredicho, ha asegurado que cumplirá con el pago de 4.600 millones de deuda convertible que le vence próximamente.
  • 300.000  A pesar del pánico de mercado sobre los bancos, la presidenta del Banco Santander, uno de los más castigados ha aprovechado para comprar 300.000 acciones desde finales de enero.