18
Mar

Consecuencias del QE

ScreenShot005

Artículo publicado en “El Económico” día 13 de marzo de 2014:

En la reunión de enero del Banco Central Europeo (BCE) se anunció la activación a partir de marzo del QE (“quantitative easing”) y así lo confirmó Mario Draghi el jueves pasado tras la última reunión.

Hay que recordar en qué consiste: el BCE comprará activos de deuda de los bancos (tanto pública como privada) de la zona euro con el fin de dotar de liquidez a las entidades financieras y que ésta llegue a la economía real (empresas y familias).

Veamos un ejemplo para poderlo entender: un banco ha invertido su dinero (que evidentemente debe venir de una aportación de un cliente) comprando bonos del tesoro, con los que dicho sea de paso ha ido ganando una rentabilidad; ahora, cuando las rentabilidades ya son bajas, el BCE le recompra estos bonos para que éste tenga liquidez y pueda prestar.

La cantidad de liquidez que se inyectará al sistema financiero es de 60.000 millones de euros mensuales hasta septiembre de 2016, incluso se podría prorrogar si la inflación no se estabiliza durante este tiempo.

Precisamente la amenaza de deflación (bajada de precios) es la principal motivación que esgrime el BCE para tomar esta decisión; es una de las pocas armas que le quedan tras las bajadas de tipos de interés que vimos durante 2014 dejándolo en el 0,05%, de situar la facilidad de depósito a los bancos en un negativo 0,20% (es decir los bancos pagan por depositar su dinero en el BCE) y otras medidas “convencionales”.

La primera consecuencia que estamos viendo es la acentuación de la bajada del euro; algo que favorece el consumo en España (de actores de fuera de la unión) y por lo tanto la subida de precios. Las economías exportadoras, como es la balear tan dependiente del turismo, son las primeras beneficiadas.

También los precios de la deuda en mercado secundario están bajando (al aumentar la demanda de forma tan fuerte, aunque sea de forma artificial); algo que a medio plazo es un grave riesgo debido a la burbuja de deuda que se está formando y  que cuando estalle puede tener consecuencias nefastas no solo para las sobreendeudadas administraciones públicas, sino también para los ahorradores que no saben dónde está su dinero. 

  • 2% El principal objetivo del BCE es la estabilidad de precios, entendiendo como tal una inflación (crecimiento de precios) entorno al 2% anual.
  • 5.300  Está previsto que el BCE compre 5.300 millones al mes de bonos españoles.
  • 1,4 El BCE inyectará, al menos, 1,4 billones de euros al sistema financiero gracias al QE.

qe

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *