25
Nov

Compra de inmuebles a través de los mercados financieros

La inversión en inmuebles en España ha sido algo generalizado en los últimos años, a pesar del freno provocado por la explosión de la burbuja inmobiliaria.

No quiero entrar a valorar si la vivienda habitual debe obtenerse mediante compra o alquiler, sino que analizaremos las opciones de inversión en inmuebles, entendiéndose como tal la compra de activos inmobiliarios con el fin de venderlos más caros o de cobrar un rendimiento por los mismos.

La primera opción que se le puede ocurrir a una persona, es “aprovechar” la caída de precios inmobiliarios en España para comprar pensando que está barato cuando en líneas generales no lo está (seguro que hay excepciones), sobre todo si comparamos la caída en otros países con burbuja similar a la nuestra (EEUU, Irlanda, Japón…).

Precios inmobiliarios en Irlanda, EEUU y España
Precios inmobiliarios en Irlanda, EEUU y España

Otra alternativa es la compra de inmuebles en países en expansión, entre ellos Alemania, Panama, EEUU, Singapour, Hong Kong… con los gastos que esto supone: viajes, agentes… además de los propios de los inmuebles y el riesgo que se asume al no poder controlarlo personalmente y las inconsistencias legales en algunos países, entre ellos España (expropiaciones, recalificaciones…).

Los mercados financieros permiten invertir en inmuebles con absoluta liquidez, gastos y trámites escasos o nulos, con pequeñas cantidades que no hace necesaria financiación alguna y con la posibilidad de diversificar en varias zonas y segmentos al mismo tiempo. Los instrumentos que ofrece son:

  • Los Fondos de Inversión convencionales que inviertan en empresas inmobiliarias y que además ofrecen ventajas fiscales (no confundir con fondos inmobiliarios que al hacerlo directamente en inmuebles tienen muy poca liquidez).
  • Los REIT’s (Real Estate Investment Trust) son activos americanos que invierten directamente en inmuebles (hoteles, clínicas, edificios…) que cotizan en Bolsa, con lo que tienen liquidez máxima, y además algunos pagan jugosos dividendos; este tipo de activos cotizados, se están intentando implantar aquí, a través de las “SOCIMIS” que en su caso cotizarán en el MAB, también con una liquidez igual a la del resto de activos que lo componen.
Copia del post publicado en "El Económico"
Copia del post publicado en «El Económico»

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *