13
Sep

El cambio que viene

No es la primera vez que el mundo sufre una crisis inmobiliaria, como ya hemos descubierto, a otros les pasó lo mismo antes, Japón, Suecia, Inglaterra, etc…

La pregunta es ¿Qué forma de solución tomará la actual en España?

Lo que estamos viendo es la formación de este Banco Malo, un banco que se financiará parte con el Estado, parte con privados y parte con el dinero del FROB. Es decir, ” a poner todos para salvarnos a todos”, ya que si hicieramos lo mismo que hizo Estados Unidos, es decir, bajar los precios de un golpe y sacar todos los inmuebles al mercado, España entraría en una quiebra sin precedentes mundial.

La opción de Japón, de ir poco a poco quitandose los activos, no benefició a nadie.

Bueno, entonces probemos un híbrido. Un Banco Malo. Pero eso sí, con matices:

a. Los demás bancos no podrán prestar con tanta manga ancha como hasta ahora. Eso es obvio, se endurecen las alternativas al crédito inmobiliario.

b. Los supervivientes, los post- Frob, los post- rescatados, tendrán que reducir sus oficinas lo que generará en el próximo gran ERE de la historia bancaria.

c. Los costes de comisiones e intereses tendrán que subir (de hecho ya lo están haciendo) para aguantar mejor la reducción de beneficios por los impagos.

d. Ese Banco Malo, tardará sus buenos años en quitarse el stock de encima, pero a nadie le preocupa mucho, ya que una vez financiado, los bancos quedarán limpios para empezar a jugar nuevamente.

e. Indirectamente ese rescate será pagado por todos, por lo que también veremos incrementos en impuestos, especialmente aquellos financieros, ya hablan hoy de grabar las ganancias sobre el ahorro al tipo IRPF de comunidades, es decir en Cataluña por ejemplo , al 56 %.

 En resumen, para un servidor, el sistema se acercará al sueco, es decir, impuestos sobre el 50 % para mantener el bienestar social.

Europa no es un proyecto tanto económico, sino más bien politico, de ahí que para vivir en el estado de bienestar tengamos que pagar con malestar a aquellos que nos va un poquito mejor.

Solo nos queda esperar que no se les ocurra hacer el cambio drástico de golpe, ya que así en lugar de un cambio lograremos un estrangulamiento, y ahí la cosa cambia.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *