30
Ene

¿Es buena la bajada del petróleo?

grafico

Artículo publicado día 29 de enero en “El Económico”:

Uno de los protagonistas de 2016 está volviendo a ser el petróleo con la reactivación en el desplome de sus precios, lo que, curiosamente, ha hecho saltar las alarmas de los más agoreros (o de los más interesados) con el argumento de que son muy negativas para la economía.

Realmente hay dos factores que podrían provocar un daño real a la economía: por un lado porque uno de los problemas reales que tenemos es la baja inflación, es decir que los precios de una “cesta de la compra” no suben a un ritmo aceptable, e incluso hay momentos en los que han bajado (deflación). Es cierto que es una situación que puede paralizar una economía principalmente porque los consumidores pueden decidir retardar la compra a momentos a que lo que desean esté más barato. Sin ser óptima, es una situación que se está controlando: El BCE (Banco Central Europeo) ha rebajado a mínimos los tipos de interés y está inyectando otros estímulos que parece que están funcionando y el consumo no se para.

Otro motivo catastrofista es asegurar que si el precio baja es porque el mundo consume menos combustibles lo que lleva a pensar que el crecimiento económico se para. Sin embargo no es cierto, se consume más que nunca, pero la otra pata de la ecuación oferta/demanda sí está incrementando la producción de petróleo a niveles record, y vemos como países como Arabia Saudita, Estados Unidos (que incluso ha cambiado la ley para poder exportar) e Irán (sobre la que pesaba un embargo por el que no podían vender) están inundando el mercado. Es decir los precios no caen porque baja la demanda sino porque sube la oferta.

Por lo tanto, si se anulan los factores negativos solo nos quedan positivos: menos gastos para familias y empresas lo que supone más consumo y más márgenes de beneficios, algo que necesitamos en la actualidad.

Para muestra un botón, además muy ligado al precio de los combustibles: la producción de vehículos en España ha alcanzado cifras que no se veían desde antes de la crisis. Éste es un dato que se tiene muy en cuenta para valorar la salud de una economía ya une varios aspectos: consumo significativo, financiación y confianza.

 

  • 94,6  El consumo mundial de petróleo en 2015 fue de 94,6 millones de barriles por día, un 8,48% más que en 2007.
  • 13,7%  En 2015, en España se produjeron un 13,7% más de coches que el año pasado.
  • 41,97  El Fondo Monetario Internacional estima que el precio promedio del petróleo en 2016 estará en 41,97 dólares.